Cultura empresarial: qué es y cómo crear un impacto positivo en su organización

Con la pandemia que obliga a las organizaciones a cambiar radicalmente su forma de trabajar, crear una cultura empresarial positiva se ha convertido en una prioridad urgente para las empresas de todo el mundo.

CULTURA | 11 MINUTOS DE LECTURA
workplace culture - Workplace from Facebook

Con la pandemia que obliga a las organizaciones a cambiar radicalmente su forma de trabajar, crear una cultura empresarial positiva se ha convertido en una prioridad urgente para las empresas de todo el mundo.

Se está produciendo un cambio masivo en la cultura empresarial a raíz del COVID-19. Con el cambio al trabajo remoto e híbrido a causa de la pandemia, el 57% de las empresas dicen que prevén cambios significativos en su cultura.

Es una oportunidad para que las organizaciones reevalúen sus prioridades y construyan entornos de trabajo en los que los empleados puedan sentirse seguros, comprometidos, inspirados y productivos, ya sea en casa, a veces en la oficina, o en primera línea.

Descubre cómo los líderes globales de RR. HH. establecen la cultura de la empresa

Descarga estos seis consejos de especialistas para descubrir cómo se vinculan el compromiso de los empleados y la cultura de la empresa.

¿Qué es la cultura empresarial?

¿Qué es la cultura del lugar de trabajo?

Es importante definir lo que queremos decir cuando hablamos de cultura empresarial. Pero no es fácil de precisar. ¿Es un conjunto de valores? ¿Comportamientos? ¿Actitudes? ¿O costumbres y tradiciones? Pues resulta que es todo eso y más.

Forbes describe la cultura empresarial como "el entorno que nos rodea todo el tiempo". El sitio web de empleo Indeed dice que es un "conjunto de actitudes, creencias y comportamientos que conforman la atmósfera habitual en un entorno de trabajo".

Quizá la explicación más sencilla provenga del célebre gurú de la gestión en EE.UU. Marvin Bower, que la describe como "la forma en que hacemos las cosas por aquí".

Sea como sea, la cultura empresarial puede ser difícil de medir de forma tangible. Es lo que se siente en el trabajo, más que un conjunto de normas escritas. Cada organización tiene su personalidad y su atmósfera, y eso no es algo fácil de diseñar.

Peter Drucker, el renombrado consultor de gestión y escritor, dijo: "La cultura se come la estrategia para desayunar". Y a raíz de los cambios sin precedentes en la vida laboral, las organizaciones están despertando al hecho de que puedes tener la mejor estrategia y la mejor gente del mundo, pero no importa si tu cultura no es la adecuada.

La cultura es el aire que se respira. Si es tóxica, tu organización muere.

Workplace Culture

¿Cómo se puede reforzar la cultura del lugar de trabajo?

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

Por eso, centrarse en la cultura es la máxima prioridad para las organizaciones que buscan transformar la forma en que la gente trabaja, y cómo se siente en el trabajo. Aquí hay algunas razones específicas por las que es tan importante, las áreas en las que puede impactar y cómo puede efectuar cambios positivos en la cultura de tu empresa.

Bienestar de los empleados

¿Tu organización valora la salud mental en la misma medida que la salud física? La cultura empresarial tiene un impacto significativo en el bienestar de los empleados, y la pandemia de COVID-19 ha obligado a los empleadores a pensar más en mantener a los trabajadores seguros y saludables.

El bienestar fue la tendencia más importante en el estudio de Tendencias Globales de Capital Humano de Deloitte de 2021, con un 80% de líderes que lo identifican como importante o muy importante para el éxito de su organización.

Muchas organizaciones han pasado a trabajar en remoto y han instalado medidas para dar a su gente un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida, incluyendo horarios flexibles basados en el cuidado de los niños. Esto puede ayudar a que el personal se sienta apoyado y valorado.

Rendimiento y productividad de los empleados

La cultura empresarial influye en el rendimiento de los empleados, lo que, en última instancia, puede repercutir directamente en los resultados. Un lugar de trabajo feliz y solidario anima a la gente a ir a trabajar cada día y mejora el estado de ánimo y la concentración. Las empresas con culturas más sólidas suelen tener más éxito y altos niveles de productividad.

De hecho, los trabajadores felices son un 13% más productivos que los infelices, según una investigación de la Universidad de Oxford.

Comunicación

Una buena comunicación ayuda a crear respeto y confianza mutuos, independientemente de las funciones y responsabilidades individuales. Los trabajos en los que las personas no pueden hacer preguntas o aportar ideas son menos transparentes y pueden no obtener lo mejor de las personas. ¿Pero cómo cambia esto cuando se hay una conversación abierta y bidireccional?

Si consigues crear un entorno de trabajo más abierto, la gente se sentirá capacitada para comunicarse de forma constructiva. Las reuniones y las sesiones de brainstorming adquieren más valor a medida que las organizaciones escuchan opiniones reales -y nuevas ideas- de todos los rincones de la empresa. Y, en última instancia, eso es bueno para el negocio.

Contratación

Las organizaciones con una cultura y una identidad de marca sólidas tienen más probabilidades de atraer el talento adecuado. Disponer de una página web que defina claramente sus valores y objetivos principales facilita que los candidatos a un puesto de trabajo sopesen si encajan bien en la empresa. También es su oportunidad de convencer a los mejores talentos de que sus valores y su cultura son los adecuados para ellos.

Compromiso y retención

Una cultura positiva es aquella que valora a las personas y su contribución al éxito de la empresa. Los empleados que sienten que son parte de una comunidad en lugar de un engranaje de una rueda tienen más probabilidades de permanecer en una organización. Las empresas con culturas saludables tienen 16 veces más probabilidades de retener a sus empleados de la Generación Z. Esto no sólo conduce a la lealtad a largo plazo, sino que también reduce los costos involucrados en tener que reclutar continuamente nuevos talentos.

Trabajo en equipo

Las culturas organizacionales más exitosas reúnen a personas de todos los orígenes y alimentan un sentido de espíritu de equipo. Incluso personas con visiones y personalidades muy diferentes pueden unirse si tienen un objetivo común que respaldar. Los equipos de mayor rendimiento insisten cada vez más en que la diversidad de todo tipo es fundamental para el éxito.

Tal y como sugiere la última reflexión sobre diversidad e inclusión de McKinsey, las empresas más diversas tienen más probabilidades que nunca de superar a sus pares más monoculturales en lo que respecta a la rentabilidad.

Una cultura de colaboración próspera puede romper las fronteras entre los equipos. Por otro lado, un entorno tóxico puede hacer que los empleados sean egoístas y cultivar una cultura de la culpa.

Calidad de los servicios

Una cultura saludable motiva a las personas a esforzarse por conseguir la mejor calidad en su trabajo. Es más fácil sacar el máximo provecho de las personas que se sienten cómodas en el trabajo y están facultadas para tomar decisiones. Esto construye una cultura de alto rendimiento que fortalece a toda la organización y ayuda a garantizar que los productos y servicios cumplan con los más altos estándares.

Reputación

Todos hemos visto publicaciones en las bolsas de trabajo y en las redes sociales en las que se habla mal de las empresas. Muchos de ellos provienen de exempleados. La gente juzga a las organizaciones basándose en sus interacciones con ellas, y una imagen negativa puede hacer mucho daño. Las empresas con una fuerte conciencia social que siguen prácticas de trabajo éticas y apoyan el bienestar del personal tienden a atraer más negocios y los mejores talentos.

Un estudio del CBI muestra que el 69% del público británico cree que tratar bien al personal es la forma más eficaz de mejorar la reputación de la empresa.

Hacer bien estas cosas puede tener un efecto enormemente positivo en el negocio, pero una cultura tóxica tiene el potencial de hacer justo lo contrario. Con el tiempo, un entorno en el que los empleados tienen miedo a ir a trabajar y no sienten que sus supervisores les apoyan puede poner a una empresa mal.

Cómo elevar la moral

La cultura y la moral están intrínsecamente relacionadas. Al igual que la cultura, la moral del personal no siempre es fácil de precisar -es una mezcla de compromiso, actitud y estado de ánimo-, pero es casi seguro que sabrá cuando está baja. La creación de una cultura positiva centrada en el bienestar y la Diversidad e Inclusión puede ayudar a levantar la moral haciendo que cada miembro del personal se sienta escuchado y valorado.

Pero no se trata sólo de reforzar a los empleados individualmente. Una cultura positiva en el lugar de trabajo es un ingrediente vital para fomentar la moral del equipo, ya que permite que los equipos se sientan seguros y capacitados en el trabajo que realizan, al tiempo que anima a los individuos a ser ellos mismos y a expresar sus opiniones.

Workplace Culture

Comprender la cultura de tu lugar de trabajo

Comprender la cultura empresarial

Comprender la cultura empresarial

¿Está preparado para analizar en profundidad la cultura que existe en su organización? Te advertimos: puede que no te guste lo que encuentres.

Para lograr el cambio y mejorar la cultura empresarial, primero debe ver y ser honesto sobre lo que está sucediendo ahora. Muchas organizaciones han pasado por un momento difícil durante la pandemia, y para algunas, el mero hecho de sobrevivir es un reto. Pero con la adversidad llega la oportunidad de un reajuste cultural.

Ahora más que nunca, los directivos se dan cuenta de que la cultura empresarial no consiste sólo en cosas físicas como una mesa de ping-pong y una máquina de aperitivos. Se trata de conectar a las personas con un propósito común. Se trata de conectarlos entre sí cuando trabajan en remoto o juntos en el espacio de trabajo físico.

Hay varias maneras de tomar la temperatura del clima cultural actual:

Observar la cultura en acción

Puedes hacerte una idea sobre la cultura empresarial observando cómo interactúan y se tratan las personas. ¿Es la gente respetuosa y acogedora? ¿Se siente todo el mundo capacitado para hablar? ¿Cómo se toleran las ideas discrepantes? Si eres un directivo, ¿qué tipo de comportamiento modela en tu forma de hablar con la gente? ¿Qué normas o expectativas estableces?

Y aunque el espacio físico de trabajo es un factor que facilita la sensación de espacio compartido o de colaboración, no es el más importante. Es la forma en que estos elementos -las herramientas que utiliza la gente, el espacio en el que trabajan- se combinan para construir la cultura. La forma en que las personas se relacionan entre sí. Lo que consideran aceptable (o lo que creen que pueden hacer). O los comportamientos que su organización premia o desalienta.

Envíe encuestas sobre la cultura empresarial

Las encuestas en línea pueden proporcionarle información útil sobre la cultura organizativa y el compromiso de los empleados. Al analizar los comentarios de los empleados, puede reducir las diferencias entre la cultura existente y la cultura que espera lograr. Puedes diseñar una encuesta a medida para asegurarte de que es relevante para tu audiencia, y hacer preguntas como

  • En una escala de 0 a 10, ¿qué probabilidad hay de que recomiende esta organización a sus amigos?
  • ¿Se siente respetado por su equipo y por la organización?
  • ¿Qué es lo que más te gustaría cambiar de la organización?
  • ¿Está la organización comprometida con la diversidad y la inclusión?
  • ¿Existe una cultura de trabajo en equipo y cooperación en la organización?
  • ¿Cuánto tiempo piensa permanecer en la organización?

Mide las emociones con herramientas de comunicación

Las herramientas basadas en el equipo son una forma estupenda de obtener información instantánea sobre una serie de temas, desde los aspectos serios hasta los más desenfadados del trabajo. Realice encuestas periódicas para medir el estado de ánimo general de su organización en tiempo real.

Puedes pedir opiniones sobre los programas de recompensas actuales o las prácticas de trabajo para ver su popularidad. Un simple clic en el equivalente a un icono de pulgar hacia arriba o pulgar hacia abajo puede ser todo lo que se necesita para obtener una respuesta rápida.

Cómo crear una cultura en el espacio de trabajo

Cómo crear una cultura en el espacio de trabajo

La creación de una buena cultura en el espacio de trabajo no se consigue de la noche a la mañana. Es algo que evoluciona y cambia con cada interacción con la vida laboral. Pero, para empezar, intenta centrarte en estos aspectos clave.

Valores de la organización

Es crucial tener un conjunto de valores centrales claros que reflejen realmente las filosofías y creencias de la organización. Los empleados deben conocerlos y aceptarlos, así que asegúrate de comunicarlos de forma eficaz.

Haz que los valores sean reales. Comienza por observar las cosas que tu organización hace realmente. ¿Cómo trata a los empleados y clientes? ¿En qué medida es activa en la comunidad? ¿Cuál es la diversidad del equipo directivo? Estas respuestas serán indicativas de sus verdaderos valores.

Si crees que falta algo, añádelo como una aspiración y planea trabajar en ello. Del mismo modo, si descubres que los valores de la empresa no son los que te gustaría que fueran, decide cómo vas a cambiar el rumbo.

Sea como sea, tus valores deben reflejarse en tus acciones actuales o formar parte de una estrategia de transformación clara para cambiar el comportamiento. De lo contrario, no son más que palabras sobre el papel y los empleados no tardarán en darse cuenta.

Identidad de la organización

Tu identidad hace que tu organización sea como es. Tu identidad es la forma en que la gente de dentro y fuera de la empresa te percibe. Mantener una identidad positiva es vital si quieres demostrar la profesionalidad y la responsabilidad social de tu organización.

Liderazgo

La forma en que los líderes y los directivos se comunican -y cómo fomentan el trabajo en equipo y la apertura- es crucial para crear un sentimiento positivo en el espacio de trabajo. Pero a menudo es un área que se pasa por alto. Si 6 de cada 10 personas en un estudio dicen que su jefe es la razón por la que abandonaron sus organizaciones, está claro que la falta de confianza está obstaculizando las relaciones. Por ello, los líderes deberían encontrar formas de centrarse en el coaching o en el desarrollo y la potenciación de los empleados para hacer un gran trabajo en lugar de la microgestión.

Personas

Los empleados son tu mayor activo, y un grupo diverso de talento puede aportar diferentes personalidades, creencias, valores, habilidades y experiencias. Eso es algo que hay que celebrar. Una cultura empresarial en la que todos se sientan cómodos e incluidos ayudará a liberar todo el potencial de los empleados en el trabajo.

Mira más allá de la raza, el género y la orientación sexual para nutrir a cada persona como individuo. Sólo el 32% de los empleados sienten que pueden ser su auténtico yo en el trabajo y sólo el 44% de los empleados dicen que el enfoque de diversidad e inclusión de su empresa es sincero [SC4], hay una enorme oportunidad para que las organizaciones mejoren.

Normas del lugar de trabajo

Las normas del trabajo son reglas y tradiciones que guían la forma de hacer las cosas. No suelen estar escritas. Y a menudo están tan arraigadas que las personas pueden llegar a ignorar comportamientos y acciones, incluso si son inapropiados. Al estar arraigadas en la rutina diaria, contribuyen a crear una sensación de normalidad. Pero el hecho de que una empresa siempre haya hecho algo de una manera determinada no significa que sea aceptable hoy en día. A medida que las normas en el trabajo evolucionan, todo el mundo debe comprender la forma en que debe comportarse en el trabajo.

Políticas

Las normas, decisiones y políticas de la empresa pueden dar forma a la cultura organizativa. La contratación, incorporación, códigos de vestimenta, programas de reconocimiento, formación, la gestión del rendimiento, el bienestar y la conciliación de la vida laboral y familiar pueden marcar la diferencia en el éxito de tu empresa. En particular, contar con políticas claras y transparentes sobre la intimidación o el acoso demuestra que se toma en serio el comportamiento inadecuado.

Comunicación

Con el rápido crecimiento del trabajo remoto y los lugares de trabajo dispersos, la comunicación abierta es fundamental para los espacios de trabajo productivos. La gente necesita estar informada. Quieren estar al corriente y saber lo que ocurre en la organización, aunque no les afecte directamente. Quieren acceder rápidamente a la información, colaborar, compartir ideas y resolver problemas dondequiera que estén, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

Todos los equipos tienen conflictos interpersonales de vez en cuando, pero una cultura de trabajo funcional le ayudará a resolver los problemas de forma rápida y profesional.

Entorno de trabajo

Un entorno de trabajo debe ser un lugar donde todos se sientan seguros, comprometidos, inspirados y productivos. El entorno físico de su lugar de trabajo es importante porque afecta a la forma en que las personas realizan su trabajo día a día. La iluminación, los niveles de ruido, la temperatura y la disposición de los escritorios pueden afectar al estado de ánimo, tanto si se trabaja en una oficina como en un almacén o en casa. Nadie quiere sentirse incómodo mientras trabaja.

Subculturas

Si trabajas para la misma organización, todos estáis en el mismo bando, ¿verdad? No necesariamente. A menudo puede desarrollarse una situación de "ellos y nosotros" entre diferentes departamentos o equipos si no se comunican de forma eficaz. Las subculturas dentro de su organización tienen el potencial de perturbar la cultura general. Pero las subculturas positivas que se complementan entre sí pueden hacer que todos trabajen juntos para alcanzar los mismos objetivos generales.

¿Qué significa la cultura empresarial para los equipos híbridos? Lea Las nuevas reglas del compromiso para descubrirlo.

Cómo mejorar la cultura empresarial

Cómo mejorar la cultura empresarial

Muchos empresarios consideran que la cultura empresarial es algo que se forma de manera natural. Algo que las organizaciones no necesitan definir o moldear. Pero eso es un riesgo importante, ya que no tendrá control sobre cómo se desarrolla la cultura.

La cultura debería ser una prioridad para todos los directivos, independientemente del tamaño de su plantilla. Haz que sea tu responsabilidad ayudar a dirigir, dar forma y promover una cultura de trabajo positiva y actuar como un modelo a seguir para tu equipo.

La cultura debería ser una prioridad para todos los directivos, independientemente del tamaño de su personal. Haz que ayudar a dirigir, dar forma y promover una cultura de trabajo positiva y actuar como modelo para tu equipo sea tu responsabilidad.

Sigamos en contacto

Recibe las noticias y estadísticas más recientes desde la primera línea laboral.

Al enviar este formulario, aceptas recibir comunicaciones electrónicas de Facebook sobre marketing, incluidos eventos, noticias, notificaciones y correos promocionales. Puedes retirar tu consentimiento y cancelar la suscripción a estos mensajes cuando quieras. Asimismo, reconoces que leíste y aceptas las Condiciones de privacidad de Workplace.

Cómo cambiar la cultura empresarial

Cómo cambiar la cultura empresarial

Tanto usted como los directivos pueden desempeñar un papel activo en la mejora de la cultura empresarial.

  • Implíquese en el proceso de incorporación, incluyendo la formación y la tutoría. Los nuevos contratados se llevarán una buena primera impresión si ven una cultura de colaboración y apoyo de arriba abajo.
  • Tenga una política transparente de progresión y promoción para que el personal sepa lo que tiene que hacer para alcanzar el siguiente nivel. Utilizar las revisiones del rendimiento y las trayectorias profesionales para medir el desarrollo.
  • Reconozca a los miembros del equipo que alcanzan el éxito y muestran los hábitos de trabajo positivos que quiere que otros emulen. Podría introducir una plataforma de reconocimiento de los empleados, en la que usted y otros miembros del equipo puedan felicitar a las personas por sus logros y su comportamiento positivo.
  • Promueva los valores de su empresa durante las reuniones y eventos del equipo, para mantenerlos regularmente en la mente de la gente.
  • Contratar bien. Como dice el magnate de los negocios Jack Ma, "necesitas a las personas adecuadas contigo, no a las mejores".
  • Céntrese en la diversidad cultural y la inclusión acogiendo a personas de todos los orígenes y celebrando sus diferencias. Un lugar de trabajo positivo es aquel en el que todos los empleados son valorados, apoyados y alimentados.

La cultura es siempre un trabajo en curso. Es fundamental planificar el cambio y tener la agilidad necesaria para adaptarse a acontecimientos inesperados. También es esencial tener en cuenta cómo responden las distintas personas al cambio y cómo mantener el compromiso de los trabajadores. Construir una gran experiencia para los empleados y una cultura empresarial rica y vibrante es vital mientras todos seguimos navegando por tiempos inciertos.

¿Qué significa la cultura empresarial para los equipos híbridos? Lea Las nuevas reglas del compromiso para descubrirlo.

¿Te ha resultado útil este artículo?
Gracias por tus comentarios

Publicaciones recientes

Productividad | 11 minutos de lectura

Reactiva tu productividad tras la pandemia

Descubre lo que queremos decir cuando hablamos de productividad, cómo se mide y cómo puede mantenerse a medida que las personas se reincorporan gradualmente al lugar de trabajo, después de la pandemia.

Historia de éxito

Descubre cómo crear equipos híbridos de alto rendimiento

El auge del trabajo híbrido cambió las reglas de la interacción. Utiliza estos recursos de Workplace from Facebook para cambiar la forma de conectarte y comunicarte con los empleados, estén donde estén y hagan lo que hagan.

Productividad | 7 minutos de lectura

Cómo mejorar tu productividad personal

Todos pueden ser más eficientes: solo hay que potenciar la productividad personal. Estos consejos son fáciles de seguir y te permitirán alcanzar tus objetivos.